El arte de dirigir requiere un mínimo de solvencia para que pueda practicarse con éxito y sin dañar estructuras ni personas que integran la organización.

[Artículo completo publicado el 08.11.17 en el blog Con tu Negocio].

Anuncios