Los exámenes psicológicos con finalidad empleadora se encuentran en la frontera entre el respeto a la privacidad y la violación de la intimidad.

[Artículo completo publicado el 09.10.17 en el blog Con tu Negocio].

Anuncios