You are currently browsing the tag archive for the ‘Mass media’ tag.

Agitación y ríos de tinta ha provocado el titular conjunto del día 26 (“La dignidad de Cataluña”), publicado por la prensa catalana en un acto sin precedentes, que fue convenido por La Vanguardia, El Periódico de Cataluña, Avui, El Punt, La Mañana, Diarios de Gerona, Tarragona, Terrassa y Sabadell, Regió 7, Segre y El 9 Nou.

Llama la atención esta iniciativa regional cuando toda España reconoce la problemática general en la que estamos inmersos, mientras la prensa, obviando su papel de regulador social, nos distrae haciéndose eco de unos u otros intereses, según dicten los mandamases a los que sirven.

Llama la atención porque suficientes problemas estructurales nos afectan en estos días a todos los españoles como para que los medios de comunicación presten una labor social, ordenando la opinión pública, de manera que podamos acometer un plan negociado para salir de la crisis y que los efectos de ésta puedan minorarse lo más posible en beneficio del conjunto de la sociedad.

Pero no, los medios de comunicación lo que vienen haciendo –por lo general- es echar más leña al fuego, cebarse en el morbo, recrear diferencias, endurecer distancias, adoptar posturas antagónicas y recrudecer, en fin, los efectos que venimos padeciendo por ser incapaces de aunar nuestros esfuerzos en beneficio del conjunto de la sociedad.

Hay excepciones, por supuesto, y prensa equilibrada llamando al pacto y al entendimiento, pero su eco no resuena en esta otra realidad recreada que superpone intereses particularistas sobre lo colectivo.

España va mal… Y la prensa, al igual que el resto de los medios de comunicación social, juega un papel decisivo en la construcción social.

A mi lo que me ha llamado la atención no ha sido este acuerdo manifiesto, sino que dicha acción pone de relieve la falta de los titulares que debieran haberse pactado desde, por fijar una fecha, el verano de 2008.

Es un titular que suspende a la prensa española como los ciudadanos suspendemos a los políticos españoles, confrontados, incapaces de dialogar en defensa y representación del “respetable” -que somos nosotros- que esperamos, al menos de los poderes públicos, que demuestren que saben crear una sociedad mejor, que es para lo que se les paga –¡anótenselo!-. Así las cosas, deberíamos ‘echarles al paro’.

Retomando la imagen de la nave –la ‘Española’-, que tanto se ha manido en este último bienio, aquí lo que parece que impera es el sálvese el que pueda, y yo el primero (y a cualquier coste). Éste me parece a mi que viene siendo el discurso de la política española y una buena parte de los murmullos generales en los que los poderes públicos y fácticos están incursos y nos quieren hacer incurrir.

Doce ‘discípulos’ con un mensaje único han puesto de manifiesto el vacío de España en lo fundamental: en el bienestar del pueblo español y de los habitantes en este suelo; es decir, del “respetable”.

El papel de la prensa, se convirtió el jueves en papel mojado.

© jvillalba

Anuncios

 

Parece que en el ámbito político se han puesto de moda las ruedas de prensa sin opción a preguntar. ¡Indignante!

 

Creo que el tema de fondo es la pérdida generalizada de valores que impregna la sociedad actual en todas sus facetas, a excepción y a salvo de honrosas excepciones individuales.

 

Así, si los medios de comunicación se han prestado a servir a los intereses políticos y económicos, si han entrado a jugar ese juego, ¿por qué no dar el paso siguiente? Quizá algunas administraciones más y algunas empresas más hayan entendido el mensaje complaciente de algunos medios, antes reputados; que no hoy desde mi perspectiva.

 

¿Y qué decir de algunos licenciados en periodismo que hace años dejaron de ser becarios, asimilando aquí la beca con la oportunidad de realizar prácticas en el medio?

 

Opino, entonces, que la decadencia de la rueda de prensa también podría devenir de la subversión del papel que algunos medios de comunicación juegan hoy en día en el escenario hologramático en el que parece estarse convirtiendo la llamada realidad, como también la pérdida de estatus que algunos compañeros licenciados podrían estar transfiriendo al perfil de la profesión (como también sucede en mi ámbito del saber: la psicología); es decir, recreando un estereotipo profesional en el que se confunde la interviú con el juicio sumarísimo, la pregunta con la acusación o el insulto, el asunto con las ramas, la entrevista con la declamación, la crónica con la prédica ideológica o la objetividad con la veracidad.

 

Me sorprende que en la agenda mediática me haya pasado desapercibido el silencioso clamor de los profesionales reivindicando su papel mediador en la sociedad.

 

Tomo con agrado algunas iniciativas (FAPE) que, cuando menos, representan una muestra de rebeldía profesional en el contexto actual, que leo como una pancarta que dijera “Yo no juego a ese juego”. Y se echa en falta escuchar ese clamor para recuperar la confianza en los medios de comunicación; pues hay una diferencia -en absoluto sutil- entre estar al servicio y ser servil.

 

© jvillalba

elmundo.es 02/04/2009

 

Los portales internos que difunden noticias adoptan la forma de medio de comunicación y, en tanto que tales, de alguna manera comparten con los mass-media algunas de sus caracteríscas:

 

  1. Constituyen un vínculo social en la empresa.
  2. Contribuyen a dinamizar las relaciones.
  3. Son elementos intervinientes en la constitución de la opinión pública interna
  4. Actúan como agentes de mediación social toda vez que, para la mayoría de los empleados, representan la principal forma de acceso al conocimiento de la empresa.
  5. Intervienen en los procesos de creación y difusión del conocimiento social.
  6. La administración de audiencias adopta la fórmula de de proceso de gestión social.

 

Finalmente, a tenor de sus publicaciones se convierte en un intermediario simbólico para la construcción de identidades sociales y también conforman una cultura empresarial mediante la difusión de productos culturales.

 

© jvillalba

 

 

Si admitimos el paralelismo entre medios de comunicación y sociedad y empresa y medios de comunicación internos, entonces cabe plantearse que, al igual que en la sociedad, en la empresa sucede que la información servida por los medios de comunicación internos son una representación de la realidad que deviene al reconstruir los acontecimientos en forma de discurso.

 

En ello interviene el proceso de selección de contenidos, su producción, formato y enfoque confiriendo un sentido determinado al producto informativo de modo que éste afecta a la neutralidad y objetividad de los acontecimientos que difunde.

 

© jvillalba

 

No me cabe duda de que la presencia dominante de los mass media en la sociedad actual exige por nuestra parte (audiencias que hemos evolucionado de oyentes a escuchantes) el ejercicio de una función de filtro de contenidos (ahora, además de consumidores somos productores) y de selección de fuentes (sobre la base de su supuesta credibilidad), pues no resulta difícil, más bien me atrevo a afirmar que es probable, que algunos medios se ocupen más de servir a sus propios intereses que a la colectividad.

 

Y siendo una realidad que estos mediadores sociales son un elemento constitutivo de la opinión pública, que tienen el poder de construir identidades, que crean y difunden conocimiento, que tienen una función dinamizadora de la sociedad y que crean cultura, es difícil hurtarse a la sospecha de que algunos poderes (inversores, propietarios, establishment) que posibilitan la existencia de determinados media desaprovechen esa oportunidad que se les brinda para gestionar ciudadanos a su favor.

 

No puedo apartar de mí el artículo “¿Información veraz?” de Enrique de Aguinaga, como tampoco podía eludir -reconozco que hasta hace muy poco no había oído hablar de Gaye Tuchman- el recuerdo del libro -del mismo título- de Berger y Luckmann.

 

Estas cosas suceden en Internet, de pronto te encuentras con algo que no esperabas -ni buscabas- y corriges tus proposiciones de búsqueda emprendiendo un camino que no sospechabas. Así fue como descubrí esa perla de Aguinaga.

 

Aguinaga -en un ejercicio de autocrítica que a mí no me deja indiferente- sostiene que el periodismo no busca la verdad y acto seguido añade que, por principio, la noticia periodística lo es por ser interesante. Así, el periodismo no busca lo verdadero, sino lo interesante.

 

¿Hasta qué punto la función de los gatekeepers puede estar sujeta a sospecha?

 

© jvillalba

 

http://www.ucm.es/BUCM/revistas/inf/11341629/articulos/ESMP9898110123A.PDF

http://www.infoamerica.org/teoria/tuchman1.htm

Berger, P. y Luckman, T. La construcción social de la realidad. Amorrortu, Buenos Aires, 1979. (ISBN 950-518-009-8)

http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1992/septiembre/gatekeeper.html

 

Autor

Javier Villalba

Estadísticas del blog

  • 99.935 Visitas

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3.287 seguidores

agosto 2019
L M X J V S D
« Dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Categorías

Archivos

ISBN: 978-84-941845-4-3

Cuando las personas son el centro

El grito de guerra Impulsando personas nos gusta y lo abanderamos.

ISBN: 9789587621990

ISBN: 9789587621990

Edición para Latinoamérica

Actualizaciones de Twitter

Entradas recientes (5)

Últimos comentarios (5)

jvillalba en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”
Rodrigo Louvre en “Gracias”
Cristina en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio Blogosfera RRHH

OBSERVATORIO DE LA BLOGOSFERA DE RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Sólo una cosa convierte en imposible un sueño, el miedo a fracasar…

Apolo recorrió la tierra y los infiernos... Sumido en un sueño profundo surcó la grande mar a nado y bajó hasta las profundidades abisales en busca de sí mismo...

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: