You are currently browsing the tag archive for the ‘Industria del Management’ tag.

Cristóbal Fernández, Director de Desarrollo Corporativo, me ha puesto sobre la pista del último estudio de Burson-Marsteller sobre la participación digital de las 100 principales empresas del mundo, según el cual “De las Fortune 100, el 65% tiene cuentas activas en Twitter, el 54% tiene páginas de admiradores en Facebook, el 50% tiene canales de video en YouTube y el 33% tiene blogs corporativos”

Y es que no cabe duda de que las grandes marcan tendencias y crean escuela. Entre las cien hay tres españolas: Telefónica, Santander y Repsol-YPF.

Pero, si nos atenemos al Directorio Central de Empresas, ¿qué sucede con las menos grandes, con las PYMES, cuando los datos nos informan de que el universo empresarial español está prácticamente constituido por microempresas, pequeñas y medianas empresas, siendo éstas las que representan del orden del 90% de los puestos de trabajo y alrededor del 87% del PIB?

Sucede que existe una brecha enorme entre grandes y pequeñas y que, mientras que las grandes marcan tendencias, las pequeñas concentran sus esfuerzos en sobrevivir ajenos, en numerosos casos, y cuando no de espaldas, al progreso. Lo que también da al traste con el esfuerzo de profesionales conscientes de otras realidades en la sociedad global.

Sage, publicó en Febrero un interesante estudio (“Radiografía de la PYME 2010”) que contrasta con el enfoque Social Media adoptado por las grandes: sólo un 17% de las PYMES tiene presencia, asociada al negocio, en las redes sociales y un 83% no las está utilizando para la obtención de algún beneficio.

Incluso, el 46% de las PYMES encuestadas ni tan siquiera tiene presencia web; sólo el 47% dispone de una web corporativa y el 7% de una web comercial (permite transacciones on line). Sorprende que el estudio ni tan siquiera mencione los blogs.

Del 17% con presencia social on line, un 37,7% se encuentran en Facebook –una red social generalista-, un 8,2% en Twitter, el 6,4% está en LinkedIn y un 4% en Xing. El 4,2% en otras redes. Y tan solo el 6,55% emplea las redes sociales para estar al día en su negocio, lo que es lo mismo que decir que están fuera de “la conversación”.

Mucho me llama la atención cómo nos alejamos de la realidad económica y productiva de nuestra empresa española, generadora de puestos de trabajo y riqueza, cuando hablamos de empresas, debatimos sobre técnicas de gestión, estudiamos cómo poder aplicar las TIC, nos esforzamos por determinar las aplicaciones de las soluciones 2.0 al propósito de los negocios y miramos hacia delante capturando las últimas novedades de la industria del management.

Así las cosas, difícilmente las tendencias apuntadas por las grandes serán escuchadas por las pequeñas, cuya realidad dista mucho de la que se pinta en los medios de comunicación, se expone en los foros profesionales y se dicta en las aulas de las escuelas de negocios.

Propuestas que se interpretan como caras modas, artículos de lujo inaccesibles para los bolsillos de las PYMES, justificación que, no lo neguemos, es una simple excusa y de las menos elaboradas que podrían argumentarse.

© jvillalba

Anuncios

Con los dedos de una mano

Con motivo de la Navidad he recibido la felicitación de una querida colega que -en la más estricta confianza- me hace saber que se encuentra apenada en estas fechas por la reciente pérdida de su jefa (querida jefa). Dicha líder no ha fallecido –gracias a Dios- sino que ha sido una víctima propiciatoria más de este festín estadístico en el que la crisis, cual ave carroñera, se está cebando en el tejido productivo de este país. En este caso concreto, el despiece tiene el nombre de fusión.

Mi colega –a quien agradezco tamaña confianza- abundaba en su estado anímico con estas palabras -que prefiero reproducir a mal traducir-: “… ella había hecho posible mi automotivación… y por eso sabrás entender lo duro que es perder a una jefa que te deja crecer.

Creo que la líder en cuestión puede sentirse satisfecha, pues cada vez menos jefes y jefas son capaces de despertar tal grado de admiración y respeto, tal reconocimiento ganado a pulso en el día a día, lección que no se aprende en la industria del management por mucho que se adquieran manuales de bolsillo adheridos a la prensa económica de fin de semana.

El liderazgo se ejerce en el día a día, en los pequeños actos cotidianos y en las grandes ocasiones, sin tregua, continuamente, en el largo plazo, mientras que la jefatura de management de bolsillo se apalanca en alguna técnica ocasional bajo promesas milagrosas vacías de contenido.

Y es que existen evidencias populares y generalizadas que nos demuestran que en nuestras vidas profesionales se recuerdan con menos de los dedos de una sola mano los buenos jefes que hemos tenido, de los que hemos aprendido algo y nos han ayudado a crecer; a quienes tenías por un lujo seguir.

A estas alturas, ya la gente sabemos que nuestras carreras profesionales están plagadas de orfandad, por ello tengo la certeza de que para mi colega esta experiencia representa una adquisición valiosa a incorporar en el propio acervo, pues puede sentirse orgullosa de haber compartido tiempo y experiencias con una jefa que será una referencia, un modelo a tener en cuenta en su futura soledad del mando.

¿Cuántos maestros y profesores alberga usted con un cariño especial en su corazón? ¿Lo ha pensado alguna vez?

Si los verdaderos educadores representan un modelo de aprendizaje y disciplina, los auténticos líderes significan una referencia paradigmática en el desarrollo de la carrera profesional. Como he dicho, ambos se cuentan con menos dedos de los que tenemos en una sola mano. ¿Usted podría citar alguno más? Tenga en cuenta antes de contestar que la excelencia no está al alcance de cualquiera.

Por alguna razón, también a un buen jefe le hace un buen trabajador. Por alguna otra razón, aún con jerarquía por encima de nuestras cabezas, quizá llegue un momento en el que el profesional deba convertirse en su propio jefe si se distingue por agregar valor en su actividad más allá del mero cumplimiento, trascendiendo a su descripción de funciones. Es muy posible que en esta purga evolutiva de profesionales no solo haya que aplicar la disciplina del despido a los trabajadores, sino también a los managers de bolsillo con tapas en rústica incapaces de hacer dimanar valor para las organizaciones en su propio seno.

Con franqueza, no lo sé, pero tengo la sospecha de que el futuro demanda reinventar lo que muchos expertos pregonan: la empresa, lo que significa y afecta especialmente a quienes las dirigen y a las formas de dirigir.

Vaya este post por esas extintas y raras avis que sucumben en el cataclismo glacial que nos hace incurrir una industria ochocentista que no sabe cómo reinvertarse para generar beneficios sostenibles. ¡Oiga! Digo bien, ‘sostenibles’.

© jvillalba

Autor

Javier Villalba

Estadísticas del blog

  • 98.828 Visitas

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3.288 seguidores

junio 2019
L M X J V S D
« Dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Categorías

Archivos

ISBN: 978-84-941845-4-3

Cuando las personas son el centro

El grito de guerra Impulsando personas nos gusta y lo abanderamos.

ISBN: 9789587621990

ISBN: 9789587621990

Edición para Latinoamérica

Actualizaciones de Twitter

Entradas recientes (5)

Últimos comentarios (5)

jvillalba en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”
Rodrigo Louvre en “Gracias”
Cristina en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio Blogosfera RRHH

OBSERVATORIO DE LA BLOGOSFERA DE RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Sólo una cosa convierte en imposible un sueño, el miedo a fracasar…

Apolo recorrió la tierra y los infiernos... Sumido en un sueño profundo surcó la grande mar a nado y bajó hasta las profundidades abisales en busca de sí mismo...

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: