You are currently browsing the tag archive for the ‘Comunicación interpersonal’ tag.

[Audio]

Tal y como sucede en la vida, en las relaciones, los negocios, las alianzas, el futuro se construye con pequeños detalles, pequeños esfuerzos, pequeñas dádivas que nos trasladan la importancia que despertamos en quienes nos obsequian con tales actos ‘sin importancia’; con pequeñeces trascendentales.

La reciprocidad, el agradecimiento, también se edifica sumando y superponiendo pequeños actos cotidianos, con mínimos gestos de agradecimiento, reconociéndolos, en justa reciprocidad.

La lealtad se cimenta así también, con pequeños gestos que se revalidan en el tiempo.

La comunicación no es una excepción, muy al contrario es el vehículo; y además conforma un stock de pequeños detalles de los que echar mano para significarles a los demás la atención que nos merecen o el reconocimiento con que les estimamos. La comunicación deja de ser una técnica para convertirse en la expresión de nuestros afectos y desafectos, hechos tangibles en los que sustentar nuestra visión del mundo de alrededor, lo que sentimos, el aprecio o desprecio que atribuimos, o no, a unos y a otros.

Los pequeños gestos de comunicación nos delatan, ponen de manifiesto la realidad de nuestras intenciones, nuestro pensamiento, nuestros verdaderos propósitos.

Y ello podrá ir, o no, en línea con el mensaje principal de empresa, con las alocuciones de mandos y directivos, con los discursos institucionales, con las expresiones de necesidades, requerimientos, demandas y compromisos solicitados.

Omitir la importancia de la comunicación interpersonal, ahorrarse el cara a cara en un plan de comunicación de empresa es, cuando menos, arriesgado pues la lealtad y la confianza se pierden en las distancias cortas, en las situaciones sin importancia, en privado, en las interacciones de puertas para adentro. La credibilidad, en el distanciamiento.

Así el habla de la organización, o lo que es lo mismo, el discurrir de quienes integran y conforman la empresa, y muy especialmente de quienes las dirigen, ha de ser también un elemento esencial a considerar en un plan de comunicación interna para hacer posible que el mensaje institucional, que debe conducirse desde el estrado a estancias y pasillos, se convierta en un discurso orgánico, connatural y creíble que se perciba gestado en la realidad diaria y se erija en un referente.

© jvillalba

Me gusta encontrarme, como esta mañana tomando un café, con notas sobre comunicación en la prensa. En esta ocasión, ojeando “20 minutos” (página 16), descubro un artículo promocional de Paula Arenas (“El abecé de la comunicación”), en referencia al libro de Matthew McKay, Martha Davis y Patrick Fanning –de próxima aparición- que lleva por título “Los secretos de la comunicación personal” y cuyo subtítulo centra el propósito, contenido y destinatarios del mismo: la mejora del propio estilo de comunicación, al servicio de las relaciones interpersonales, para el público en general (“Aprenda a comunicarse de manera efectiva en cualquier situación”). Un volumen editado por Paidós que bien puede clasificarse entre los de autoayuda. Bien.

Digo bien porque –en opinión mía; vaya por delante el matiz- los medios de comunicación también cumplen una función socializante, que se viene distorsionando, y cuyo primer escalón es el pedagógico. Me refiero a la formación de la población y a la generación de una opinión informada.

Y la comunicación necesita del apoyo de la prensa, en particular, y de los medios de comunicación, en general, para educar a la población en la importancia que dicha función relacional tiene; tanto en las distancias cortas como a mayor escala y por cualquier vía.

La inclusión de pequeñas notas como ésta, educativa, nos trae a la agenda de actualidad la importancia –en este caso- de una competencia que no se nos enseña en la escuela, que nos creemos que dominamos desde la infancia, sobre la que todos opinamos y que suele ser fuente de conflictos o ventajas, según como la convirtamos en acto y pase a formar parte de nuestra identidad.

Que no es un libro para especialistas, está claro; pero quienes lo sean en esta materia serán los primeros en comprender la trascendencia de educar a la población en técnicas de comunicación activa. Como también los profesionales de cierto nivel reconocerán inmediatamente la repercusión que la buena o la mala comunicación tienen en la trayectoria de mujeres y de hombres de empresa. Cuestión que tampoco nos pasa desapercibida en otros ámbitos de nuestras vidas.

Aún tratándose de una sencilla nota en un diario gratuito, la periodista tiene el acierto de destilar los elementos esenciales de la comunicación interpersonal en un apretado resumen y dejando claro el mensaje subyacente: si tiene interés en poner su estilo de comunicación de su parte, acuda a las librerías…

Cuantas más veces y desde más canales se emitan y reiteren estos mensajes mayores posibilidades de impacto y fijación tendrán; que es lo que nos está sucediendo con otros acontecimientos que mejor sería dejarlos orear.

Tomo esta anécdota para recordar la responsabilidad social de los medios de comunicación y el compromiso de los profesionales de la comunicación de atenerse al código deontológico profesional, que exige ponerse al servicio de la sociedad y de los ciudadanos, siempre del lado de la objetividad y no de parte de otros intereses. Sin exceptuar al periodismo de opinión que, debiendo atenerse a lo mismo, tiene ocasión de posicionarse, si se ofrece como tal y sin disfraz, y no con la apariencia de la verdad; como está ocurriendo.

© jvillalba

No les quepa duda, la comunicación es un arte.

Si nos ponen un lápiz en la mano, niños y mayores podemos realizar algún garabato o trazar sucesivos pictogramas con el instrumento, pero esta habilidad no nos faculta para exponer en el Guggenheim como tampoco para ingresar en la Academia (RAE), ni tan siquiera para ofertar el resultado a las editoriales o para hacernos con una columna en el diario local. Si lo consiguen, será indicativo de que gozan de reconocimiento como pintores, académicos, escritores o periodistas.

Así, la comunicación es una habilidad que vamos adquiriendo y desarrollando, unos más y otros menos, primero con el habla, una herramienta que en todos los casos está al alcance de nuestra mano y nos permite relacionarnos con el mundo, poner en común propósitos y necesidades entre los semejantes y organizar nuestras vidas con los demás, lo que significa vivir en sociedad. Pero no todos alcanzan el arte de la comunicación, ni tan siquiera muchos de los tenidos por comunicadores.

Una de las paradojas de la comunicación en la empresa es que, no siendo ésta una condición del modelo educativo, se exponen tácticas y recetarios para comunicarse con otros y en público, se muestran ejemplos de cómo hacerlo, se predican modelos de actuación y se apuntan las claves de oratoria…, pero los profesionales seguimos teniendo verdaderas dificultades para comunicar en público y para comunicarnos en las distancias cortas, lo que da como resultado que ponentes y oradores resulten distantes y/o aburridos y/o espesos y/o artificiales… sin que lleguen a conectar con el auditorio, a quienes a veces se nos traslada una manifiesta falta de convicción, cuando no una cara dura impresionante. Igualmente sucede en los pequeños grupos, como pueden ser las reuniones.

Y es que la comunicación es un arte. Un arte que se gesta en el individuo, que va macerando su actitud personal ante la vida y ante el otro, una forma de ser que se expresa en público y en privado, primero con comportamientos, actos y rictus, luego mediante cualquier otra fórmula expresiva en la que se vuelca la peculiar manera de entender el mundo, sin lo cual el propio discurso queda cojo, se distancia de la realidad y, como consecuencia, se ve como claudica el que comunica.

Es verdad que hay algunos principios que resulta necesario conocer, pero que en absoluto palian la falta de contenido y el enganche emocional con audiencias o interlocutores. Una de las propiedades de la comunicación es que resulta extraordinariamente sensible al scanner de los perceptores inconscientes y la gente se da cuenta.

El arte de la comunicación en público no se basa, como propone la industria del management, en una sucesión de rituales para la producción informativa, que el comunicador sigue escrupulosamente, como tampoco en saberse de memoria la alocución. El arte de la comunicación descansa en la actitud del sujeto, en su cosmogonía, en el respeto y aprecio que le merezcan interlocutores y audiencias, en el convencimiento de que para hablar hay que ganarse ese derecho y que tener ocasión de hacerlo exige aportar valor por respeto a la audiencia, requiere hablar con naturalidad en los propios términos sin perder de vista la perspectiva de quienes escuchan, sentir verdadero interés por los escuchantes, sea uno o sean muchos. El arte de la comunicación requiere sinceridad con uno mismo y amor por los semejantes, se fundamenta en anhelo de conectar, descansa en la curiosidad de conocer al otro, se produce cuando hay verdadero interés por lograr complicidad y salir del aislamiento que provoca sentirse el centro del mundo. Para poder comunicar hay primero que ponerse en cuestión y para saber lo que se dice hay antes que hacer un ejercicio de humildad y sencillez.

El arte de la comunicación empieza por ser, ante todo, persona.

© jvillalba

Mónica Pérez de las Heras (10/03/2010)

Tres claves para mejorar su comunicación: “naturalidad”, “humildad” y “corazón”.

Mónica Pérez de las Heras, con estilo cercano, ha presentado hoy su nuevo libro, “¿Estás comunicando?”, en el marco del Salón Miempresa 2010, en el Palacio de Congresos de Madrid.

Pendiente de su lectura, me arriesgo a compartir mis primeras impresiones y presunciones sobre ésta que me parece obligada y no descarto volver sobre el mismo asunto en posteriores notas.

En algo más de 300 páginas, Mónica resume un conjunto de pautas y principios de comunicación con la pretensión, quiero suponer, de ofrecer una opción de mejora para quienes queramos coger el testigo de la responsabilidad de nuestra comunicación con los demás. Así, sobre la base principal de los postulados de Goleman y la teoría que iniciaran Bandler y Grinder en los años 70, armada con una cincuentena de referencias bibliográficas sobre la materia, en 4 capítulos desgrana 112 recomendaciones que bien pudieran ser 112 hitos para reflexionar sobre esta recóndita travesía en pos de las fuentes de la comunicación personal.

No creo que la autora descubra nuevos conceptos a los expertos en la materia -ni creo que ése fuera su propósito-, pero aportará la frescura de su perspectiva, su enfoque cotidiano, y sobre todo nos ofrece una ocasión en forma de libro, que es una de las mejores excusas para reflexionar (¡Y falta nos viene haciendo!) y, si se quiere, mejorar.

Quizá los haya que clasifiquen este volumen en la sección de autoayuda, que son esos libros que compran mayoritariamente las mujeres, y algunos hombres (a escondidas), salvo que hayan cambiado los últimos datos sobre los hábitos de consumo y lectura de que tengo noticia –cosa que no creo-. Y es así porque las mujeres en esto de ‘autoayudarse’ (que no es otra cosa que tener el valor de madurar y mejorar) nos sacan varios largos de distancia.

En el libro figuran cuatro personajes (Genoveva, Mariano, Roberto y Amanda), lectores como nosotros, que tendré el gusto de ir descubriendo, si bien pudieran ser el guiño cómplice de la autora con el lector. Veremos.

Seguramente este prontuario de comunicación cotidiana encierre el valor de acercar un arte especializado a profanos y no tan novicios y también apunte algunas de las claves de por qué nos empeñamos en hacerlo tan difícil.

¡Enhorabuena, Mónica!

© jvillalba

Autor

Javier Villalba

@j_villalba

jvillalba

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 1.504 seguidores

ISBN: 978-84-941845-4-3

Cuando las personas son el centro

El grito de guerra Impulsando personas nos gusta y lo abanderamos.

ISBN: 9789587621990

ISBN: 9789587621990

Edición para Latinoamérica

Time Line

Sólo una cosa convierte en imposible un sueño, el miedo a fracasar…

Apolo recorrió la tierra y los infiernos... Sumido en un sueño profundo surcó la grande mar a nado y bajó hasta las profundidades abisales en busca de sí mismo...

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio Blogosfera RRHH

OBSERVATORIO DE LA BLOGOSFERA DE RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

RSS De textos y pretextos

  • ¿Puedo puentear a mi jefe? 5 febrero 2015
    ¿Puedo puentear a mi jefe?
    noreply@blogger.com (Javier Villalba)
  • ¿Puedes recomendarme? 12 noviembre 2011
    Un fenómeno que, en el caso que nos ocupa, y debido al abuso, ha terminado por traducirse en la frase “Eres más falso que una recomendación en LinkedIn”.El valor de las recomendacionesAntes de concluir un proceso de selección profesional, el seleccionador suele echar mano de las referencias profesionales en un intento de discriminar valías, pero también como […]
    noreply@blogger.com (Javier Villalba)
  • Nuevas herramientas de comunicación interna 12 noviembre 2011
    Publicado originariamente en dir&ge y en Qbinet 10 noviembre 2011Cuando una organización se plantea aprovechar las ventajas que las herramientas 2.0 nos reportan, antes de implementar el software milagroso ha de tener resueltas otras cuestiones.Hace unos días recibí –y agradezco- la nota de prensa de la salida al mercado de ComInBlog, una red privada de […]
    noreply@blogger.com (Javier Villalba)
  • La marca personal marca la diferencia 6 julio 2011
    Publicado originariamente en Monster blog de empleo 30 junio 2011Más de 4 millones de ciudadanos en situación de desempleo son conscientes de las dificultades actuales para recolocarse y también para acceder al primer empleo. No hace falta acudir al barómetro del CIS para darse cuenta de que la principal preocupación de los españoles es el paro. Como digo, m […]
    noreply@blogger.com (Javier Villalba)
  • La amenaza de la Comunicación Interna 30 junio 2011
    Publicado originariamente en Qbinet blog 30/06/2011Resulta difícil comprender por qué una palanca estratégica se encuentra tan debilitada en numerosas empresas. Me refiero a la función de comunicación interna que, en la mayoría de los casos de empresas que conozco, se relega a mera actividad de publicación de contenidos –bajo diferentes formatos y para disti […]
    noreply@blogger.com (Javier Villalba)

Javier Villalba

Categorías

Archivos

Calendario

julio 2015
L M X J V S D
« jun    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Blog Stats

  • 56,662 hits

Encuentros

Cuando faltan las palabras, cuando sobra el silencio, cuando a solas te relegan o cuando a solas te encuentras, de ese encuentro contigo, surgen estos escritos, compañeros de viaje, que quizá sólo tú entiendas, que quizá sólo a tí atiendan, que quizá sólo tú leas cuando sin compañía te acompañes.

RSS Lighthouse Consultores

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

RSS Cultura comunicativa

  • Una pequeña historia de silencios y comportamientos que hablan 16 junio 2015
    “Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”. Peter Drucker Finalmente, a pesar de que directivos y jefes de área creían que contaban con el apoyo y acompañamiento de todos los trabajadores, un alto porcentaje del personal que desarrolla las tareas operativas en fábrica no asistió a la presentación del […]
    Maximiliano Bilella
  • A la caza de los líderes informales 30 marzo 2015
    Hoy por fin navegando nuevamente por los mares de la blogosfera, después de un largo período de silencio en este lindo espacio de conversación. En esta ocasión me gustaría dedicar unas líneas a los líderes informales y la comunicación interna en las organizaciones. Sin ser un experto (ni mucho menos) en el tema del liderazgo […]
    Maximiliano Bilella
  • Se va un 2014 lleno de grandes conversaciones… 29 diciembre 2014
    Maximiliano Bilella

RSS Laborando

RSS Sobrevivirrhhé

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.504 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: