You are currently browsing the tag archive for the ‘Almacén de palabras’ tag.

 

Por desgracia los ignorantes manifiestos abundan por doquier y en vez de dedicarse a lo suyo no tienen otra cosa que hacer que intentar vejar a los demás con su mayúscula miopía.

 

Hay quien no distingue entre el directo y lo diferido, entre lo asíncrono y lo sincrónico y quien del tiempo tan sólo sabe lo que cree ver en el momento, que lo ve sin percatarse de otros detalles, a su vista, pero fuera de su perspectiva.
Tal ceguera de lo evidente les hace confundir la fecha con los momentos, las horas con el tiempo y lo patente con lo latente. ¡Ni tan siquiera saben leer entre líneas!

 

¡Qué lamentable manifestación! ¡Cómo reflejan lo que son!

 

Se puede escribir de un tirón, pero también se pueden colocar de un tirón palabras almacenadas, recónditas, acariciadas entre los días y las noches, atemporales, asíncronas, personales.

 

¡No hay osadía mayor que la ignorancia!

 

© jvillalba

Anuncios

Autor

Javier Villalba

Estadísticas del blog

  • 100.560 Visitas

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3.287 seguidores

septiembre 2019
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Categorías

Archivos

ISBN: 978-84-941845-4-3

Cuando las personas son el centro

El grito de guerra Impulsando personas nos gusta y lo abanderamos.

ISBN: 9789587621990

ISBN: 9789587621990

Edición para Latinoamérica

Actualizaciones de Twitter

Entradas recientes (5)

Últimos comentarios (5)

jvillalba en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”
Rodrigo Louvre en “Gracias”
Cristina en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio Blogosfera RRHH

OBSERVATORIO DE LA BLOGOSFERA DE RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Sólo una cosa convierte en imposible un sueño, el miedo a fracasar…

Apolo recorrió la tierra y los infiernos... Sumido en un sueño profundo surcó la grande mar a nado y bajó hasta las profundidades abisales en busca de sí mismo...

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: