You are currently browsing the tag archive for the ‘Activos emocionales’ tag.

 

El entorno, per se, disminuye la entropía si el observador es capaz de identificar y seleccionar datos relevantes y relacionarlos entre sí, basándose también en su experiencia, para actuar. En eso consiste también el conocimiento tácito, la experticia.

Aún disponiendo de los datos, ser capaz de agruparlos en información, tener un activo de conocimiento y referir la situación a la propia experiencia, todo ello no significa que tenga que actuar de una manera en concreto. El sentimiento que me guía (mi visión) es el determinante en todos los casos.

Más que el conocimiento clave que me permite actuar con supuesta objetividad y pericia (experticia), y ser predecible, lo que cuenta es el sentimiento clave que me guía.

Pretender gestionar el conocimiento en la empresa pasa por administrar los activos emocionales para favorecer actitudes que permitan crear, organizar, almacenar, reactualizar, incrementar, depurar y compartir información útil, confiable, pertinente, actual y relevante.

© jvillalba

Anuncios

 

Cuestión a parte es la gestión del conocimiento.

Puedo administrar mi propio conocimiento: seleccionar el relevante para mí, incrementarlo, depurarlo, utilizarlo y aplicarlo en la resolución de situaciones; también puedo proyectar un plan personal sobre mi propio conocimiento, hacer balance y diseñar cómo pretendo dirigirlo. Incluso puedo explicitarlo en parte y trasladárselo a otros articulando estrategias para ello o, simplemente, puedo exponer el fruto de mi conocimiento para disfrute propio (arte, literatura, poesía…) o ajeno.

Lo que ya no soy capaz es de gestionar el conocimiento en general o el de los otros. Puedo trabajar con la información general disponible; pero gestionar, por ejemplo, el conocimiento de un colectivo, no.

El conocimiento es de los sujetos y dependerá de que ellos quieran, o no, compartirlo, participarlo y ponerlo a disposición del conjunto.

Esta visión parte de conceder un valor definitivo a las actitudes (estilo) de los sujetos, a su visión (cosmología) y opciones de vida, a su capacidad de decisión y a su emocionalidad (valores), cuestiones en las que, de alguna manera, puedo influir, pero nada más.

Tratándose del talento de un grupo de personas, entiendo que no puedo gestionar su conocimiento, pero sí que puedo influir en sus actitudes para lograr que, cuando menos, en parte, resulte posible hacer explícito el conocimiento tácito y explotar el talento en beneficio común.

© jvillalba

Autor

Javier Villalba

Estadísticas del blog

  • 98.848 Visitas

Escriba su dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 3.288 seguidores

junio 2019
L M X J V S D
« Dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Categorías

Archivos

ISBN: 978-84-941845-4-3

Cuando las personas son el centro

El grito de guerra Impulsando personas nos gusta y lo abanderamos.

ISBN: 9789587621990

ISBN: 9789587621990

Edición para Latinoamérica

Actualizaciones de Twitter

Entradas recientes (5)

Últimos comentarios (5)

jvillalba en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”
Rodrigo Louvre en “Gracias”
Cristina en “Gracias”
jvillalba en “Gracias”

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio Blogosfera RRHH

OBSERVATORIO DE LA BLOGOSFERA DE RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Observatorio de la Blogosfera de RRHH

Sólo una cosa convierte en imposible un sueño, el miedo a fracasar…

Apolo recorrió la tierra y los infiernos... Sumido en un sueño profundo surcó la grande mar a nado y bajó hasta las profundidades abisales en busca de sí mismo...

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: