Hay argumentos, como el descontento laboral, que explican, al menos en parte, que los trabajadores que sienten desagrado en sus ocupaciones no produzcan como debieran. ¿Aprovechan el mismo razonamiento los buenos profesionales?

[Artículo completo publicado el 19.10.16 en el blog Con tu Negocio].