Resulta paradigmático el caso de empresarios que justifican no poder aspirar a contratar profesionales de calidad cuando está a su alcance mejorar los procesos de reclutamiento y selección de personal.

[Artículo completo publicado el 14.03.16 en el blog Con tu Negocio ]