Las empresas no necesitan personas con talento, sino trabajadores “adecuados”.

[Artículo completo publicado el 29.06.15 en el blog Con tu Negocio]