Nada más leer el titular pensé: ¡Hombre! A ver cómo se ha analizado el retorno de la inversión de la formación en España. Y seguí leyendo…

Mi decepción fue la lógica cuando comprendí que de lo que la noticia informaba no era del aprovechamiento de la inversión en formación, sino de la cifra de subvención que, con cargo a la cuota de formación, no había sido solicitada por parte de los responsables de las áreas de desarrollo de personas, “que prescriben y revierten en las arcas del Estado”.

Del lead original (“Las empresas españolas renunciaron a más de 800 millones de euros para formación en los últimos cuatro años”) al titular sensacionalista (“Más de 800 millones se han desperdiciado en formación continúa”)

¿Y cuál es la causa? ¿Por qué se desaprovecha la obtención de fondos con destino a su reinversión por la vía de la formación?

“Por falta de promoción y conocimiento de los Fondos, provenientes de las cotizaciones sociales” –tal y como explica la mencionada nota de prensa- que me ha remitido Jorge Rodrigálvarez, de bdi comunicación, por intermediación de Susana Cabeza Santana, Coordinadora de Agrupación de Empresas, que también me ha dado acceso al estudio*, titulado en origen II Informe de Formación Continua Bonificada (2005-2009)”, realizado por la consultora de formación Garben.

No voy a repetir lo que ya ha sido reproducido por otros informadores, pero si felicitaré a Garben, Agrupación de Empresas,  por abordar un estudio que me parece relevante, que también tiene una vertiente social, y que no sólo adquiere valor por denunciar un estado de situación que debemos esforzarnos en corregir, sino también por sus propuestas de difusión y transparencia sobre dichos fondos, de los que numerosos trabajadores, profesionales y empresas se pueden beneficiar traduciéndolos a aprendizajes concretos, pero también por dar visibilidad y cabida a las medianas y pequeñas empresas tan alejadas en sus prácticas, rutinas y modelos de las grandes.

Así, y entre otras propuestas que pueden consultar en el informe, “Garben pide campañas públicas de información a las pymes y mayor transparencia sobre el montante recaudado cada año, y propone fórmulas para aprovechar los fondos no reclamados”.

© jvillalba

* Siguiendo el rastro, averigüé luego que el informe se encuentra disponible en ‘másquetic’ (la web de actuialidad de bdi comunicación).

Anuncios