Uno se queda atónito si pretende reconstruir la realidad sobre la base de los titulares que vienen acostumbrando los medios de comunicación de masas.

Hoy le toca al que el día 3 se sirvió de esta guisa: “Una pareja surcoreana adicta a Internet deja morir de hambre a su hija”.

Si se queda ahí, el titular señala a Internet como causa del triste suceso, un medio nefasto que crea adicción y tiene más fuerza que el instinto de protección y custodia paterno filial.

¡Ahí es nada! Estando entre las funciones de los medios de comunicación la de la socialización, luego nos quejamos de cómo involuciona nuestra sociedad.

Para más INRI, el lead de la noticia reza: “En Corea del Sur la adicción a los juegos online es un problema social extendido”. ¡Otra vuelta de tuerca! La gente –en Corea del Sur– está en manos de una ludopatía propiciada por Internet. ¡Ojo, que nos puede terminar sucediendo a nosotros, si es que ya no nos está ocurriendo!

A poco que se fije mientras se despacha un café con leche y churros a las 07:00 am en cualquier bar de barrio, entre las copas de alcohol destilado que se mete el personal entre pecho y espalda (para desayunarse y llegar bien puestos al trabajo) y la contaminación acústica de las dichosas máquinas tragaperras, no soy capaz de decidirme por pensar si están más evolucionados en Corea del Sur que en España, donde se suceden tropelías a conciencia por doquier. ¡Vaya! Que hoy en día El Caso se forraría.

(Para no amargarme el día no quiero ni pensar en el número de víctimas que llevamos en el año ni en la cuantía de la accidentabilidad laboral ni en ese mediático descenso de los accidentes de tráfico)

Por lo que parece, no se trata de un caso de dejación de las responsabilidades maternas y paternas, por no hablar de la afectividad y el cariño hacia los hijos, máxime si son bebés, y por extensión hacia todos los críos y crías por afecto natural; lo que sería más difícil de comprender.

De lo que se desprende la noticia, no parece que sea un caso de inmadurez manifiesta, como tampoco consecuencia de un parto indeseado ni a consecuencia de un egoísmo cerval, rayano en una patología psicoafectiva. ¡No! Es un caso de adicción a la droga Internet.

(¡Oiga! ¡Váyase a paseo!) Y para más INRI, la información la sirve el Navegante de El Mundo. ¡Ver para creer!

Según el cuerpo de la noticia, la falta de atención de la pareja hacia su hija (que estaba aquejada de extrema delgadez) era una conducta habitual en sus tres meses de vida. La información también incluye el motivo de la noticia: significar que los coreanos del Sur tienen un auténtico problema de adicción a los juegos de Internet y, prueba de ello, es el argumento final: un joven de 22 años asesinó a su madre (parricidio = otro de los fantasmas a que nos puede conducir Internet) tras una riña motivada por dicha ‘drogodependencia’. Pero también es causa de muerte, en cuyo refrendo se dispara otro dato: el de un también hombre de 32 años que falleció por permanecer cinco días seguidos en un cibercafé conectado a Internet (acción que se subraya en negrita).

Y por poner de manifiesto el ejercicio mental al que nos quiere inducir el redactor, quedémonos sólo con la ayuda gráfica para la lectura rápida que nos presta, mediante los resaltados que van en negrita en el cuerpo de la noticia: dejaba habitualmente a su hija, para ir a un cibercafé, decidieron fugarse, pareja, que se conoció a través de Internet, conectado a internet.

Y completando el juego:

Edición España >
ADICCIÓN | Se pasaban doce horas jugando online

Una pareja surcoreana adicta a Internet deja morir de hambre a su hija

En Corea del Sur la adicción a los juegos online es un problema social extendido

dejaba habitualmente a su hija

para ir a un cibercafé

decidieron fugarse

pareja, que se conoció a través de internet

conectado a internet

 La noticia hace 7 veces referencia explícita a Internet, además de referir otras 6 lexías o términos relacionados con La Red en 20 renglones, a una columna de 12 cm. Es decir, de las 232 palabras contenidas en cuatro párrafos, casi el 5% (4,7%) de los términos inciden directa o indirectamente en Internet:

  1. juegos de internet
  2. cibercafé
  3. jugando en internet
  4. delante del ordenador
  5. juegos online
  6. a través de internet
  7. jugando online
  8. juegos de internet
  9. juegos online
  10. cibercafé
  11. conectado a internet.

Sin embargo, al redactor le parece suficiente una mención del 1,3% para geolocalizar el suceso y dejar claras las consecuencias adictivas del medio, que, sin contar otros refuerzos estilísticos, en esta ocasión se ceban sobre una víctima indefensa que se menciona un 2,2% de las veces.

Al final, te quedas preguntándote qué aporta esta noticia, que hace referencia a una información de hace cinco meses,  cuál es su valor, dónde reside la frescura del estilismo periodístico, cuál es la población de Corea del Sur, hasta qué punto es grave el problema señalado, cómo nos puede afectar… qué tengo que hacer para defenderme…

¿Cuándo nos atacarán? 😉

[Vídeo recomendado]

© jvillalba

Anuncios