También en mi empresa hemos disfrutado, en esta ocasión, de una nota con origen en Argentina, que alguien envió por correo y, a partir de ahí, se propagó generando cadenas de ‘recomendaciones’ sobre el uso de la lengua, que también han llegado a la blogosfera en el mes de marzo.

El asunto tiene miga, prueba de ello es que incluso se llegó a elevar una consulta a FUNDEU (conducta bastante inteligente, dicho sea de paso), donde también figura la nota que difundiera Inés Izquierdo Miller, que vino a poner un poco de orden en esta reacción social ante el principal constructor de realidades: el lenguaje en acción.

¿Qué me llama la atención ahora, en mayo? Que el supuesto e-mail en defensa de la lengua se sigue difundiendo y que aún persisten en la misma recomendación algunos post emitidos en marzo.

La conclusión es obvia: los hay que hacen alguna recomendación con toda su mejor intención, quizá amparados, como en este caso, en la sola apariencia del argumento, pero sin comprobar ni asegurarse previamente de si con ello pueden inducir al error a otros.

Me parece oportuno recordar que conviene seleccionar las fuentes de  información y verificar la autenticidad de los contenidos. Si luego, y a pesar de ello, alguien descubre que se equivocó, acaba de toparse con una oportunidad de oro para rectificar, que es otra manera de irse ganando la credibilidad.

La aclaración de FUNDEU

Aclaración de Inés Izquierdo Miller

Chat La Prensa: hablemos del idioma, que dirige la Inés Izquierdo en dicho medio nicaraguense.

Inés Izquierdo Miller, es periodista, escritora, catedrática universitaria, nacida en Cuba. Reside desde hace 13 años en Residencial Montecristi, casa 383, Managua, Nicaragua y su correo electrónico es ines.izquierdo@laprensa.com.ni

© jvillalba

El texto del e-mail:

¿PRESIDENTE o PRESIDENTA?

En español existen los participios activos como derivados de los tiempos verbales.

¿Cuál es el participio activo del verbo ser?
El participio activo del verbo ser, es “el ente”. ¿Qué es el ente? Quiere decir que tiene entidad.

Por ese motivo, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega al final “-nte”.

Por lo tanto, a la persona que preside se le dice presidente, no presidenta, independientemente del sexo que esa persona tenga.

El participio activo del verbo atacar, es atacante; el de salir, es saliente; el de cantar, es cantante; el de existir, existente.

Se dice capilla ardiente, no ardienta; se dice estudiante, no estudianta; se dice paciente, no pacienta; se dice dirigente y no dirigenta..

Nuestros políticos -y muchos periodistas- no sólo hacen un mal uso del lenguaje por motivos ideológicos, sino por ignorancia de la gramática de la lengua española.

Pasemos el mensaje a todos nuestros conocidos con la esperanza de que el mismo llegue finalmente a todos esos ignorantes.

El que mandó esto frustró a un grupo de hombres que se había juntado en defensa del género.
Ya habían firmado:
el dentisto,
el poeto,
el sindicalisto,
el pediatro,
el pianisto,
el turisto,
el taxisto,
el artisto,
el periodisto,
el violinisto,
el telefonisto,
el gasisto,
el trompestisto,
el techisto,
el maquinisto,
el electricisto,
el oculisto,
el policío del esquino
y, sobre todos, ¡el machisto!

Anuncios