Para poder comunicar hay primero que tener algo que decir, pero decirlo no basta hay que contarlo, por ello el arte de contar historias es lo que distingue al relato que permanece del discurso que se extingue. Pero para tener un relato que contar no basta con tener algo que decir, se necesita crear una historia y saberla contar.

 

© jvillalba

Anuncios