1. El movimiento se demuestra andando

 

Usted sabe que la comunicación (communicatio) significa sentirse unos a otros, pero ¿lo pone en práctica? Usted sabe que su autoridad depende de su credibilidad, pero ¿cuán creíble resulta cuando es sentido por otros? La comunicación influye decisivamente en estas cuestiones. “Puedo prometer, y prometo (1)” fue el lema de una campaña para el éxito, pero ¿qué me dice de cumplir lo prometido? ¿Y de cumplirlo en tiempo y forma; es decir, oportunamente y con coherencia?

 

Hablo desde la perspectiva de un trabajador, que es la visión –aunque no la única- que suelen olvidar algunos directivos cuando alcanzan una posición de mando. ¿Sabe cómo percibimos –en general- los trabajadores sus habilidades de comunicación? “Deficitarias”. Algunos de ustedes tienen un déficit funcional que a la postre les resta ascendencia, pero he visto a muy pocos capaces de reconocerlo y ponerse a trabajar para fortalecer esa debilidad.

 

¿Sabe que le digo? Que “el movimiento se demuestra andando”, que fue el argumento contundente que le espetaron a Zenón de Elea (2), allá por el S. V a. C., y lo retomo, porque en materia de comunicación el pensamiento directivo sigue sembrando de aporías las empresas del S. XXI d. C. Voy a los ejemplos.

 

© jvillalba

1) Adolfo Suárez, junio de 1977. Transcripción del discurso emitido por Televisión española: http://www.constitucion.es/escuela/recursos/textos/puedoprometer.htm

2) Ampliar información en http://es.wikipedia.org/wiki/Zen%C3%B3n_de_Elea

Anuncios