No cabe duda de que el avance tecnológico ha provocado un extraordinario impulso a la función de vigilancia competitiva, pues, de una u otra forma, entiendo que siempre han existido observadores y todos hemos oído hablar del llamado espionaje industrial, que tantas veces ha sido llevado al cine.

 

La oferta actual en materia de herramientas para la observancia o vigilancia competitiva ha de ser numerosa, entre otras razones por el poderoso atractivo económico que tales investigaciones y desarrollos pueden atraer, pues los procesos de vigilancia permiten anticiparse, encontrar respuestas y localizar la información relacionada con un tema previamente definido, reducir riesgos y aumentar nuestra capacidad de innovación; tras ello, será necesario recuperar datos, analizarlos, valorarlos, priorizarlos, categorizarlos y hacerlos accesibles.

 

© jvillalba

 

Anuncios