Ya nadie duda de que la Información es una parte importante del capital rentable de una empresa y que su consideración es creciente debido al valor que, como demuestra la experiencia, se le atribuye. Sin embargo, será necesario evaluar el coste de adquisición, tratamiento, almacenamiento, custodia y difusión de ese valor.

 

Admitiendo que resulta difícil cuantificar los beneficios de la información, el retorno de estas inversiones, entramos con ello en el terreno del subjetivismo, salvo que, creado, definido y evaluado un modelo de Inteligencia, se acuerde un sistema de medida sobre la base de indicadores sostenibles; tarea que, no resultando fácil, descansa en una convención.

 

© jvillalba

Anuncios