Nunca llegaremos a ningún sitio si hoy no empezamos dando los primeros pasos.

 

Esta frase me recuerda al aforismo chino que se atribuye a Lao-Tsè1.

 

Durante la visita Jiang Zeming, Secretario General del PCC, al puerto de Lianyun2, en 1990, éste exclamó: ¡Un viaje de mil li3 empieza con un primer paso!

 

Según creo, si te has propuesto llegar a algún sitio, alcanzar una meta, hay que ponerse en movimiento o nunca llegarás. Incluso, quizá sea más importante ponerse en camino, que llegar a la meta, pues, al menos para mí, no hay que perderse el trayecto ni hurtarse al recorrido. Lo que está claro es que los logros dependen de cada cual y de su historia de vida, relato que uno mismo puede contribuir a diseñar, al menos en parte, aplicando su visión, si ésta es proactiva y comparte que, entre determinismo y libertad hay, cuando menos, una parte –importante y significativa- que depende del sujeto, pues, a la postre, en vez de dejarse llevar cada uno tenemos la opción de conducir nuestros propios pasos.

 

© jvillalba


1) Autor del Taô te ching, el libro del recto camino.

2) Lianyungang, situada en la parte central de China y al noreste de Jiangsu, es una de las provincias más desarrolladas, cuenta con una zona de explotación económica y tecnológica de nivel nacional, cuya superficie es de 7.444 kilómetros cuadrados, y es el punto de partida del Puente Terrestre Euroasiático, lugar donde se inician las operaciones comerciales, se impulsan los avances y se prologan las esperanzas.
3) Un Li equivale a 500 metros.

Anuncios