Estoy de acuerdo con Richard Florida y con Irene Tinagli cuando afirman que en la base de todo están las actitudes, que –añado- también afectan la visión con la que cada cual adoptamos un estilo u otro de vida o, cuando menos, enfocamos nuestra propia vida, pero la optimista teoría de las clases creativas me resulta, cuando menos, utópica, lo que no quiere decir irrealizable (fijaos en la historia).

 

Si adoptamos la perspectiva del individuo, la del sujeto frente a la de la colectividad, la visión de las personas es lo que las actitudes. La experiencia nos demuestra que es diversa, diferente, irreconciliable, más en cuestiones que afectan a valores o a creencias, cuestiones en las que nuestra axiología difiere y resulta francamente difícil concluir pactando que estamos de acuerdo en el desacuerdo.

 

¿Es posible pensar ahora en armonizar voluntades y actitudes de millones de ciudadanos educados en la cultura de las 3 ‘es’? ¿Qué no se nos educa en la cultura de las 3 ‘es’? Practicar la tolerancia… ¿con quien no la practica contigo? ¿Con tu familia o con los tuyos? ¿Con quienes son diferentes?

© jvillalba

Anuncios