Por el hecho de referirlo, no inferiría de esa realidad, que parece constatarse, que se interprete como que es un “problema”; creo que es simplemente eso, “la toma de conciencia”, o verificación, de que la AI no es que no sea un saber estructurado, sino que no cuenta con el consenso generalizado en la manera de aproximarse a su objeto de estudio; parece que sus bases, su epistemología –validación del conocimiento o fórmulas de aproximación al objeto de estudio- sigue en debate.

 

Más que un “problema”, me parece una oportunidad; una ocasión para estar en ese debate o, cuando menos, seguirlo, que también es una manera de “estar” sobre ello.

 

Más que un “problema”, me parece un aliciente.

 

Por otra parte, hay saberes (del verbo ‘saborear’) que no se incluyen en el ‘clan’ de la supuesta ciencia, si por ciencia entendemos los ‘saberes’ positivos, replicables, universales, contrastables e incontrovertibles (muy poquitos, pues hasta muchos de los tildados de positivos parten de axiomas discutibles, variable según la perspectiva que adoptes y del punto de partida que elijas). Te diré que, en mi caso, me tientan más esos otros, los volátiles, inestables, en precario equilibrio y discutibles, que suelen ser los más cercanos a las personas y los más alejados del mundo de las ‘cosas’, que me interesan menos.

 

Finalmente, más que un “problema”, creo que se trata de una situación enriquecedora para todos nosotros: un debate inacabado en la cresta misma de la sociedad de la innovación. ¿Se puede pedir más?

 

Y acabo, ¿no nos estimula eso mismo para revisar y poner en cuestión ópticas diferentes y diversas? ¿Para ensayar fórmulas y plantearse retos? ¿Para jugar a reflexionar, observar y experimentar?

 

Me alegra que la AI se encuentre todavía en construcción; eso te permite –de alguna manera y modestamente- anudarte un pañuelo con cuatro nudos en la cabeza y hacer tus pinitos de albañil, sobre la base de la información que puedas ser capaz de captar para ‘jugar’ (Homo ludens) con esos materiales de construcción.

 

© jvillalba

Anuncios