No me cabe duda de que la presencia dominante de los mass media en la sociedad actual exige por nuestra parte (audiencias que hemos evolucionado de oyentes a escuchantes) el ejercicio de una función de filtro de contenidos (ahora, además de consumidores somos productores) y de selección de fuentes (sobre la base de su supuesta credibilidad), pues no resulta difícil, más bien me atrevo a afirmar que es probable, que algunos medios se ocupen más de servir a sus propios intereses que a la colectividad.

 

Y siendo una realidad que estos mediadores sociales son un elemento constitutivo de la opinión pública, que tienen el poder de construir identidades, que crean y difunden conocimiento, que tienen una función dinamizadora de la sociedad y que crean cultura, es difícil hurtarse a la sospecha de que algunos poderes (inversores, propietarios, establishment) que posibilitan la existencia de determinados media desaprovechen esa oportunidad que se les brinda para gestionar ciudadanos a su favor.

 

No puedo apartar de mí el artículo “¿Información veraz?” de Enrique de Aguinaga, como tampoco podía eludir -reconozco que hasta hace muy poco no había oído hablar de Gaye Tuchman- el recuerdo del libro -del mismo título- de Berger y Luckmann.

 

Estas cosas suceden en Internet, de pronto te encuentras con algo que no esperabas -ni buscabas- y corriges tus proposiciones de búsqueda emprendiendo un camino que no sospechabas. Así fue como descubrí esa perla de Aguinaga.

 

Aguinaga -en un ejercicio de autocrítica que a mí no me deja indiferente- sostiene que el periodismo no busca la verdad y acto seguido añade que, por principio, la noticia periodística lo es por ser interesante. Así, el periodismo no busca lo verdadero, sino lo interesante.

 

¿Hasta qué punto la función de los gatekeepers puede estar sujeta a sospecha?

 

© jvillalba

 

http://www.ucm.es/BUCM/revistas/inf/11341629/articulos/ESMP9898110123A.PDF

http://www.infoamerica.org/teoria/tuchman1.htm

Berger, P. y Luckman, T. La construcción social de la realidad. Amorrortu, Buenos Aires, 1979. (ISBN 950-518-009-8)

http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1992/septiembre/gatekeeper.html

 

Anuncios