La información ya no es poder, lo que añade valor a las organizaciones es saber compartirla.

 

Pero para compartirla hay que adoptar actitudes y decisiones, hay que definir un estilo, hay que esforzarse desde el núcleo de la persona misma, hay que aplicar el sentido común cuando la referencia inexiste, hay que ‘sintonizarse’ y hay que tratar la información.

 

Tratar de hacer comunicación hoy, significa empezar a comprender por qué la gente que dice querer comunicarse aplica la clausura a la información.

 

Para hacer que la información circule, es necesario, primero, enseñar el juego de la comunicación y, para ello, hay que empezar por enrolar a los jugadores en la nave de la información.

 

© jvillalba

Anuncios